lunes, 4 de enero de 2016

¡No tengo suficiente leche!

¡Es que no tengo suficiente leche! ¡Mi bebé se queda con hambre! ¡Se despierta mucho por la noche porque con mi leche no se sacia! ¡Llora sin parar porque no saca la suficiente leche!



Cuando oigo estas frases y además me dicen que para resolver el problema usan un biberón, pues se me cae el alma a los pies.

Que falta de información hay en nuestra sociedad en cuanto a lactancia materna se refiere.

¿Porqué hay tan pocos sanitarios que den buenos y reales consejos a las madres de hoy?

Antes no hacía falta instruir a una madre para que amamantara a su bebé sin problemas, y ahora parece que cada vez son más madres las que creen en los mitos de la lactancia materna y que se dejan llevar por ellos.

No quiero entrar en el eterno debate "lactancia materna VS lactancia artificial", cada madre decide lo que quiere hacer, pero sólo quiero que, si tú me estás leyendo, es porque probablemente tienes dudas sobre tu cuerpo, y quiero hacerte ver que todos esos mitos son una auténtica mentira.

Si quieres amamantar a tu bebé, puedes hacerlo (a no ser que tengas alguna enfermedad rarísima que lo impida, o que tomes drogas, o que seas un hombre).

¡Basta ya! Por favor no quiero oír que no puedes darle el pecho a tu hijo porque se queda con hambre.
Eso es una absoluta estupidez. ¿Qué te lo ha dicho tu pediatra? ¿El mismo pediatra que te dijo que le dieras el pecho cada 3 horas? ¿ El mismo que te dijo que sólo 10 minutos por pecho? ¿El que te dijo que le dieras cereales antes de los 6 meses?

Por desgracia son muy pocos los pediatras que están bien informados a día de hoy en lactancia materna, y muchos los que tienen sus consultas llenas de paquetes de muestra de leches artificiales de grandes marcas. Me pregunto porqué será.

El día que el Cangurín y yo abandonamos el hospital cuando acababa de nacer, me regalaron una bolsa llena de minibiberones con leche artificial porque había perdido casi el 10% de su peso con la lactancia materna.

Algo, que yo sepa, es bastante común y que no debe preocupar demasiado, teniendo en cuenta que aún no me había subido la leche y tenía calostro, una sustancia esencial y necesaria para el bebé que debe tomarla en sus primeros días de vida, y con la que tiene más que suficiente.

Pongamos que yo con todos mis biberones regalo-cortesía del hospital alimento a mi bebé, y como él queda bastante saciado pues ya no demanda el pecho. Pues ese hubiera sido el principio del fin de mi lactancia.

Pongamos ahora por caso que yo creo que como el bebé se pasa el día llorando, se coge al pecho y se enfurruña, tira de él, llora... decido darle un biberón porque no tendré suficiente leche. Pues ese es el principio del fin de mi lactancia.

Y si lo que ocurre es que el bebé no duerme del tirón durante la noche, se despierta 5 veces o más, y busca más y más pecho... Le doy un biberón y el bebé se vuelve a dormir. ¡Vaya! Es porque no tenía suficiente leche y ahora está saciado y ya puede descansar. El principio del fin de mi lactancia.
Y así, mil y una situaciones más.

No es nuestro pecho el que produce leche en cantidades que nuestro cuerpo quiera producir por libre.

Es el bebé el que regula la producción de la leche que nuestro cuerpo crea según sus necesidades. 

¿Y cómo lo hace? Pues mamando SIEMPRE que él quiera. En los primeros meses a todas horas. Eso hay que tenerlo en cuenta. Para conseguir una lactancia exitosa, los primeros meses nos pasaremos el día con el bebé mamando. Porque lo necesita y punto.

Si por tener al bebé 15 horas al día enganchado al pecho durante sus primeros 2 meses de vida vamos a pensar que no tenemos suficiente leche y vamos a la solución fácil, que es darle un biberón, 
entonces no hace falta que siga hablando de lactancia materna, porque el problema es que no sabemos nada de lactancia.

Un bebé no duerme toda la noche de tirón, ni mucho menos. Y quien piense que eso es así, pues apañado va.

Un bebé suele despertarse, y son muchos los que en sus primeros meses se despiertan más de 5 veces. 
Es absolutamente normal. Un bebé amamantado por su madre, digiere la leche muy rápido y necesitará otra toma en un par de horas probablemente. Si esa es una razón para darle un biberón a un bebé y echar a perder la lactancia materna, entonces es que realmente no deseamos darle lo mejor a nuestro bebé.

Porque sí, la lactancia mixta es el principio del final de la lactancia materna.

El bebé irá creciendo, y se dará cuenta que es mucho más fácil tomar un biberón que tomar del pecho de su madre que cada vez produce menos leche debido a que el bebé cada vez lo demanda menos, y un día lo rechazará del todo concluyendo así la lactancia.

No quiero entrar en el debate, eso ya lo he dicho antes, pero dar un biberón a un bebé pudiendo amamantarlo, es darle alimento "de segunda".

Si puedes elegir, no se lo niegues, dale lo mejor. Elige lactancia materna exclusiva.

Si es falta de información o necesitas asesoramiento, lo mejor es hablar con un profesional, un asesor de lactancia.

¡Nos leemos!

6 comentarios :

  1. El peor enemigo de la lactancia es la desinformación o mejordicho la malinformación. Feliz día! Muack!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto es uno de los principales factores a la hora de abandonar la lactancia, gracias por pasarte!

      Eliminar
  2. Y cuando te lo dicen al día siguiente de haber parido? Yo procuro no meterme porque no me gusta que se metan en mi vida, pero alguna amiga ha dicho eso d e"no tenía leche, no pude amamantar" y lo decian al día siguiente.. es que nadie les informó de que la subida tarda unos dias? Me da pena , pero tambien pienso que si no les dieron pecho seria porque en el fondo no querían, porque la que quiere, busca ayuda. Así que si es su decisión adelante, pero basta ya de la excusa de la leche, de la que muchos profesionales ya han hablado y han dicho que un mínimo minimisimo tanto% de las mujeres ,no tienen leche de verdad.
    Me quedo con la frase de Yo tampoco Sabía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo con tu opinión. Un enorme abrazo!

      Eliminar
  3. Has escrito el post que a mi me hubiese encantado escribir. Estoy de acuerdo en todo y doy a luz en unos...13 dias. Espero mantener la cabeza fria y no caer en el miedo que me van a infundir las visitas o medicos,las 72 horas siguientes a mi cesárea, cuando no me suba la leche... Mi idea de lactancia materna es la misma que la tuya. Imagino a mi pequeña todo el tiempo en mi pecho y alimentandola con lo mejor que podemos darle.
    Yo también me quedo con la frase de Yo tampoco sabía. ¡Me quedo con tu blog! Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te confieso que cuando yo tenía a mi bebé recién nacido también dudé de mí misma, de mi capacidad para amamantar. Menos mal que lo superé. Un beso y espero que tu parto vaya fenomenal.

      Eliminar

No te cortes y comenta!

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...